Un mensaje de esperanza, es como un rayo de luz penetrando en las sombras del desaliento y el desánimo.
Es una promesa de Dios, para ti, para mí o para el que la necesite.
Dar esperanza a un amigo o a cualquier otra persona, no es una opción, es una obligación como cristianos y como seres humanos.
Al dar esperanzas de todo corazón a otra persona, damos un poco de nuestra fe, de nuestras convicciones y nuestras ideas. Es lo menos que podemos hacer.
En esta página publicamos varios mensajes cristianos de esperanza, sencillos pero que pueden iluminar y hacer desaparecer las tinieblas de un corazón angustiado.

 

Mensajes cristianos de esperanza

A pesar de los truenos de la vida nunca pierdas la esperanza y no dejes que el ruido de este mundo, te impida oír la voz de Dios.


Cuando elijas la Esperanza, cualquier cosa será posible...


La esperanza es el sueño de los que estamos despiertos. Es el sueño que escogimos y por el que vivimos y luchamos.


La esperanza es ese pequeño agujero por el que miramos al cielo y adivinamos lo que podemos tener y por lo que debemos luchar.


La ESPERANZA Dios te la dio, no dejes que nadie te la quite. Guárdala en secreto en lo más hondo de tu corazón, cuídala de los incrédulos, pesimistas y envidiosos, aliméntala con tus sueños, hasta que un día sola salga a la luz.

La esperanza es como el azúcar en el café, tan solo unos granos endulzan y ayudan a pasar los ratos amargos de la vida.


Esperanza es confiar, en que la voluntad de Dios siempre es mejor que nuestros planes.


La ESPERANZA puede ser invisible... ¡pero hace que todo sea posible! si caminas con Dios.


La esperanza florece mas, donde hay fe en Dios.


No hay mejor vitamina para el alma, que la FE EN DIOS y no hay mejor alimento para un corazón sufrido, que la ESPERANZA.


Déjate llevar por las manos de Dios y nunca perderás la esperanza, ni el rumbo de tu vida. No hay maestro ni guía como Él.


La ESPERANZA, es una promesa de Dios.

Pon todo en las manos de Dios... ¡y lo habrás puesto en manos seguras!


Siempre recibirás de la vida golpes, del amor sufrimiento, de los amigos traiciones, pero de Dios solo recibirás BENDICIONES.


Dios abre caminos donde no los hay. Cuando todas las puertas se te cierren, solo espera y confía.


Muchas podrán ser las batallas pero NO TEMAS, porque mucho más grandes serán las VICTORIAS, si confías en Dios.


Aprende a depender de Dios y no de la gente que te rodea, al final ellos se pueden ir, pero Dios nunca se irá de tu lado...


La FE en Dios te permitirá cruzar desiertos en la vida. La ESPERANZA te alimentará. El AMOR te lo hará fácil.

No bajes tus brazos ni te desanimes, siempre habrá una puerta de salida y una luz de esperanza al final del túnel, para el que cree en Dios.


Cuando Jesús llega a tu corazón, ¡con Él llega la esperanza!


Hoy amanecí con el deseo firme de continuar mi vida sin mirar atrás, con la seguridad de que tengo a DIOS junto a mí y sé que pase lo que pase en el futuro, si lo tengo a El todo estará bien.


No tengas miedo ni te desanimes, la batalla no es tuya sino de Dios.


Llora si tienes que llorar, pero después de las lágrimas sonríe. SONRÍE porque Dios está contigo. Él sostiene tu mano aunque no lo sientas y Él lloró contigo, aunque no lo pudiste ver.

Cuando Dios te quita algo de las manos, no te está castigando; solo está abriendo tus manos para que recibas algo mejor.


El poder de Dios nunca te llevara donde la gracia de Dios no pueda protegerte. Ten fe y no te des por vencido.


CREER es saber que Dios puede y CONFIAR es creer que Dios quiere.

 

Poemas cristianos de esperanza y fe

No llores, lucha...
NO LLORES por lo que perdiste, LUCHA por lo que te queda.
NO LLORES por lo que ha muerto, LUCHA por lo que ha nacido en ti.
NO LLORES por quien se ha marchado, LUCHA por quien está contigo.
NO LLORES por quien te odia, LUCHA por quien te quiere.
NO LLORES por tu pasado, LUCHA por tu presente.
NO LLORES por tu sufrimiento, LUCHA por tu felicidad...

Papa Francisco